Las personas físicas y morales

Iniciar un negocio en primera instancia requiere tomar decisiones sobre un aspecto esencial, el primer paso para poner en práctica una idea de negocio requiere que usted determine si lo hará por cuenta propia o asociándose. Esta decisión puede traer aparejada una serie de preguntas como las que a continuación se responden:

¿Qué es una persona física?

¿Qué es una persona moral?

¿Cuáles son las semejanzas y diferencias entre personas físicas y morales?

¿Cómo pueden adentrarse en los negocios las personas físicas y morales?

¿Cómo crear una persona moral?

 

 

Por lo general, existe duda sobre la forma más conveniente para llevar a cabo el tipo de negocio a realizar. De aquí la importancia de informarse y conocer las diferencias entre una persona física y una moral, para que usted pueda elegir la forma de actuar que mejor se adapte a sus necesidades.

 

Comenzaremos por explicar qué es una persona desde el punto de vista jurídico, ya que es diferente al punto de vista biológico que es el que normalmente se conoce.

Desde el punto de vista legal, la persona es el sujeto que goza de derechos y puede contraer obligaciones; sin embargo existen dos tipos de persona: persona física y persona moral.

¿Qué es una persona física?

Es todo ser humano1].

¿Qué es una persona moral?

Es una organización de personas que se unen para conseguir un fin lícito conocido como objeto social. Puede contraer obligaciones, gozar de derechos y estar formada por personas físicas u otras personas morales.

Las personas morales pueden ser Públicas, Privadas o Sociales[2]; dependiendo de la rama del Derecho a la que pertenezcan. En la siguiente tabla se enlistan algunos ejemplos:

Derecho Público

Derecho Privado

Derecho Social

La Nación, los Estados y los Municipios.

Sociedades Civiles:

Sociedad Civil

Asociaciones Civiles

Instituciones de Asistencia Privada y Beneficencia

Sociedades de Producción Rural

Sociedades de Solidaridad Social

 

Corporaciones de carácter público reconocidas por la ley

Sociedades Mercantiles:

Sociedades Anónimas

Sociedades de Responsabilidad Limitada

Sociedades en Nombre Colectivo

Sociedades en Comandita simple

Sociedades en Comandita por acciones

Sociedades Cooperativas

Asociaciones Rurales de Interés Colectivo.

Asociación Ganadera

Asociación Agrícola

Asociación Local de Productores Rurales

Partidos Políticos

Sociedades Microindustriales

Sindicatos

En lo sucesivo se hará referencia a las personas morales del Derecho Privado.

¿Cuáles son las semejanzas y diferencias entre personas físicas y morales?

Las personas físicas se individualizan por su nombre, mientras que las personas morales se distinguen por una denominación o razón social. La razón social incluye en todo o en parte los nombres propios de los socios; en tanto que la denominación social puede hacer referencia a la actividad que desarrolla la sociedad o ser un nombre inventado.

 

Ambas personas tienen personalidad jurídica, es decir, pueden ejercer derechos y contraer obligaciones. En el caso de las personas morales, esta capacidad está limitada a las actividades necesarias según el fin por el cual fueron creadas. Por su parte, las personas físicas gozan de derechos desde el nacimiento hasta la muerte, sin embargo, sólo pueden contraer obligaciones hasta después de haber alcanzado la mayoría de edad[3].

 

Ambas personas tienen un patrimonio, es decir, un conjunto de derechos y obligaciones apreciables en términos económicos.

 

Tanto las personas físicas como las morales tienen un domicilio, el cual está definido como el lugar físico en que se establece la persona.

 

Las personas físicas tienen un estado civil (soltero o casado, por ejemplo) a diferencia de las personas morales que no pueden tenerlo.

 

Todas las personas morales creadas conforme a las leyes mexicanas y que tienen su domicilio en el territorio nacional, se consideran mexicanas. En cambio, las personas físicas pueden tener más de una nacionalidad.

 

¿Cómo pueden adentrarse en los negocios las personas físicas y morales?

 

Por cuenta propia o con ayuda de terceros.

Pueden decidir emprender una actividad o continuar un proyecto ya iniciado por terceros.

Mediante la celebración de contratos especiales diseñados para atender necesidades específicas de la actividad seleccionada. Por ejemplo: asociaciones en participación (ver ficha Asociación en Participación), Fideicomisos (ver ficha El fideicomiso), franquicias (ver ficha Franquicia) y Joint Ventures (ver ficha Joint Venture).

Al constituir una persona moral.

Las personas físicas pueden elegir entre una variedad de actividades a desarrollar mientras que las personas morales están limitadas por el alcance de su objeto social.

 

Al realizar sus negocios de acuerdo a la legislación vigente, las personas físicas y morales obtienen seguridad jurídica y los siguientes beneficios:

Contar con medios legales para protegerse en caso de una controversia con otros.

Contribuir al desarrollo económico y social del entorno en el que se encuentra.

Enriquecer el mercado al favorecer la competitividad.

Propiciar la innovación.

Ser titulares de derechos como contribuyentes (ver módulo fiscal).

Adicionalmente, en el caso de las personas morales:

Tener exclusividad en el uso de una denominación o razón social.

Contar con reglas internas para su funcionamiento y responsabilidad de los involucrados.

Unir esfuerzos para lograr el crecimiento del negocio.

¿Cómo crear una persona moral?

Seleccione una denominación o razón social (ver ficha Proceso de constitución de la persona moral).

Elija el tipo de sociedad que más se ajuste a sus necesidades.

Defina si la forma de administración estará a cargo de una o varias personas.

Señale quién o quiénes serán los encargados de la administración (ver ficha Aspectos generales de las personas morales).

Establezca la duración de la sociedad.

Seleccione las actividades y el giro.

Determine si van a participar extranjeros (ver ficha Participación de extranjeros).

Seleccione el domicilio donde se establecerá la persona.

Defina el monto del capital y la forma cómo será aportado (ver ficha Aspectos generales de las personas morales).

Establezca la forma de vigilancia  (ver ficha Aspectos generales de las personas morales).

Obtenga la autorización para el uso de la denominación o razón social de la sociedad (ver ficha Proceso de constitución de la persona moral).

Seleccione un fedatario público para la constitución de la persona moral.

Acuda al fedatario público seleccionado y formalice los estatutos sociales (ver ficha Aspectos generales de las personas morales y  Proceso de constitución de la persona moral)

Inscriba a la persona moral en el Registro Público de su localidad (existe un pago de derechos que se debe realizar por este concepto (ver ficha Proceso de constitución de la persona moral).

 

La persona moral estará constituida una vez que haya realizado los pasos anteriores. Sin embargo, tenga en cuenta que requerirá de permisos y licencias específicos para iniciar operaciones dependiendo del giro del negocio elegido.  (ver ficha Proceso de constitución de la persona moral).

 

Ejemplificación:

 

Sofía tenía un plan para abrir su propia tienda de confección, sin embargo, no tenía claro si le convenía hacerlo como persona física o crear una persona moral para este fin. Como persona moral requería al menos un socio mientras que como persona física podría hacerlo ella sola.

 

Como persona física no obtendría los mismos beneficios que una persona moral le ofrecía, tales como: explotar una denominación social de forma exclusiva, crear un patrimonio propio del negocio sin mezclarlo con sus bienes personales, la posibilidad de dejarlo a sus herederos y la trascendencia del negocio, es decir, que éste pudiera continuar aunque ella no estuviera. Tomó la decisión de crear una persona moral y su esposo accedió a ser su socio. Ahora Sofía tenía que decidir qué tipo de sociedad era la que más se ajustaba a sus necesidades, por lo que decidió acudir con un fedatario público para solicitar asesoría y recibir orientación sobre los regímenes jurídicos de personas morales que mejor se adecuaran a sus necesidades.

 

Referencias:

México. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (1917, febrero) [en línea], Recuperado el 30 de junio de 2012 de http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1.pdf

México. Código Civil Federal  (1928, 31 de agosto).Artículo 23 Recuperado el 30 de junio de 2012 de  http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/2.pdf

México. Ley General de Sociedades Mercantiles (1934, 4 de agosto) Recuperado el 30 de junio de 2012 de http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/144.pdf

México. Congreso del Estado de Jalisco (1995, 25 de febrero) Código Civil de Estado de Jalisco , Artículo 18 [en línea].Recuperado el Recuperado el 30 de junio de 2012. Código Civil del Estadode Jalisco.pdf

 

 

[1] México. Congreso del Estado de Jalisco (1995, 25 de febrero) Código Civil de Estado de Jalisco , Artículo 18 [en línea].Recuperado el Recuperado el 30 de junio de 2012. Código Civil del Estado de Jalisco.pdf

 

[2] Fernandez C. (1997, agosto) Personas Jurídicas de Derecho Público en México, Boletín Mexicano de Derecho Comparado. Recuperado el 30 de junio de 2012, de http://www.juridicas.unam.mx/publica/rev/boletin/cont/89/art/art4.htm

[3] En general la legislación civil prevé casos de excepción en los que las personas físicas aun siendo mayores de edad no pueden contraer obligaciones (estado de interdicción) y algunos donde siendo menores de edad pueden hacerlo (emancipación). México. Código Civil Federal  (1928, 31 de agosto).Artículo 23 http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/2.pdf